¿Qué debo saber acerca de la circuncisión?

¿Qué debo saber acerca de la circuncisión?

La circuncisión Monterrey es un procedimiento quirúrgico que se encarga de remover el prepucio del pene, o en otras palabras, la piel excesiva que recubre la punta de este miembro, lo cual se realiza con diferentes finalidades, en especial para mejorar la condición de salud y evitar inconvenientes severos. Por lo general, la intervención se lleva a cabo durante los primeros meses de nacido del niño, con el fin de reducir molestias en edades avanzadas.

Cuando no se realiza la cirugía en edades tempranas, es posible que se presenten problemáticas o riesgos de infecciones durante el crecimiento, porque la piel acumula bacterias y no permite una buena higiene. Por ello, en algunas ocasiones los adultos también se someten a la intervención, en especial si padecen fimosis, cáncer o demás alteraciones que perjudiquen el área genital.

Lo recomendable es llevar a cabo el procedimiento pocos días después del nacimiento, facilitando que la herida cure rápidamente y las molestias sean mínimas. Aunque, esto no quiere decir que los adultos no puedan someterse a la intervención quirúrgica, simplemente manifiestan más dolor o irritación porque deben desplazarse, sentarse y realizar actividades cotidianas, las cuales no tiene que hacer un bebé.

¿Cuándo es necesaria la circuncisión?

Existen diferentes alteraciones que surgen en el prepucio del miembro viril, las cuales causan molestias severas que muchas veces imposibilitan disfrutar las relaciones sexuales o realizar actividades cotidianas con comodidad. Entre ellas está la fimosis, siendo una de las más comunes y conocidas, en donde el exceso de piel es más estrecho o pequeño que el glande (coloquialmente llamado cabeza de pene) lo que produce dolor, rigidez y aumenta el riesgo de infecciones.

En muchos casos la condición desaparece por sí sola mediante el crecimiento, pero lo mejor es evitar que el niño sufra alteraciones por ignorar los síntomas de molestia, las cuales también podrían empeorar si no recibe atención. Por otro lado, existe la posibilidad de que aparezca la fimosis en la adultez, esto por culpa de patologías como la diabetes o enfermedades de transmisión sexual.

Así mismo, los miembros no circuncidados tienen el riesgo de padecer parafimosis, en estos casos el prepucio no logra volver a cubrir el glande, sino que se retrae antes de la cabeza del pene, obstruyendo el correcto flujo de la sangre y produciendo problemas severos, como la gangrena. Es importante acudir con un urólogo MTY si se evidencian señales de alarma o cambios en el área.

Otras de las alteraciones que se pueden evidenciar son la balanitis y frenillo corto, en los dos casos se presenta malestar, enrojecimiento, dolor, tensión, incomodidad o mal olor. Teniendo en cuenta cada uno de estos inconvenientes, es pertinente decir que los hombres que no se han realizado la circuncisión Monterrey sufren más problemáticas de salud que aquellos que desde muy pequeños se sometieron al procedimiento.

¿Qué ventajas trae la circuncisión?

Además de evitar la aparición de las anteriores alteraciones, las cuales son dolorosas y conllevan a problemas severos en la salud, también mejora la higiene del pene, porque la persona tiene la posibilidad de asear el área sin sufrir restricciones o dejar restos de orina y bacterias acumuladas en la piel. No obstante, sigue siendo necesario que se evite la exposición del miembro con agentes perjudiciales o que alteren su pH.

De igual forma, reduce la presencia de infecciones urinarias, porque se facilita la limpieza y eliminación de bacterias, evitando que ingresen microorganismos por la uretra, los que podrían perjudicar la vejiga, riñones o próstata. Por otra parte, son procedimientos seguros y de mínima invasión, así que el niño o adulto podrá descansar en su hogar después de que finalice la intervención y se verifique su estado de salud.

La circuncisión en Monterrey es una cirugía de mínima invasión que trae múltiples beneficios para la salud del hombre, dado que inclusive reduce el riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual y posibilita que la persona se sienta a gusto con su físico. Igualmente, muchas mujeres manifiestan que les parece más atractivo los individuos sin prepucio, porque mejora la imagen de su pene.

No dude más acerca de estos métodos, evite que su hijo sufra inconvenientes por el exceso de piel y acuda rápidamente con un urólogo certificado, quien se encargará de llevar a cabo el procedimiento de forma segura y sin complicaciones. De igual manera, si usted es adulto y presenta malestar por culpa del prepucio, no ignore los síntomas y asista de inmediato con el especialista en urología.

Lo invitamos a consultar más información acerca de la circuncisión Monterrey y agendar una cita con nuestros especialistas, esto por medio del chat situado en la página web o a través del correo electrónico drdavidfernandezurologia@gmail.com, en donde le ofreceremos servicios de calidad.