Cuatro problemas urológicos que podrían tener sus niños

Cuatro problemas urológicos que podrían tener sus niños

Aunque se tiene la percepción de que los niños son saludables, y claro, es lo ideal, estos pese a su edad temprana pueden presentar diferentes problemas en su organismo. Las enfermedades urológicas son padecimientos que pueden ser comunes en los infantes.

Por eso, es bueno que conozcan algunos de los problemas de urología Monterrey que pueden tener sus niños para que consulten en cuanto tengan sospecha, de este modo será posible iniciar un tratamiento certero de manera temprana.

Hidronefrosis

La hidronefrosis es una inflamación que se da en uno o ambos riñones, causada por la acumulación de orina en los niños. La obstrucción de la orina en los infantes puede ser causada por una obstrucción de los uréteres, que evita que la orina fluya de manera adecuada.

La obstrucción puede ser causada por un uréter angosto, piedras en los riñones o reflujo renal, en donde la orina se devuelve a los riñones. También podría presentarse debido a una anomalía en la estructura renal del niño. Por ejemplo, en algunos casos la orina se vacía por fuera de los riñones y en otros, es posible que se presente una inflamación de la parte inferior de los uréteres.

Algunos los síntomas que pueden presentar los niños que padecen hidronefrosis son:

  • Sangrado en la orina
  • Goteo o falta de control urinario
  • Masa en el abdomen
  • Infecciones de orina frecuentes
  • Dolor en el abdomen, espalda o en los costados
  • Náuseas y vómito
  • Fiebre
  • Cambios en la cantidad y frecuencia de la orina

Ante estos síntomas, deben acudir cuanto antes al urólogo pediatra en Monterrey para que pueda detectar la enfermedad y tratarla a tiempo.

Testículos no descendidos

Esta enfermedad llamada criptorquidia se trata de una anomalía que se presenta en el desarrollo del feto en la cual uno de los testículos no se desplazó desde el abdomen hasta el saco contenedor (escroto).

La afección no es muy común en bebés que completaron su proceso de gestación, pero sí en aquellos que nacieron de forma prematura.

Por lo general, este problema se detecta al no ver ni sentir el testículo del niño en donde debería estar ubicado en el escroto, pues, normalmente, el testículo debería ubicarse en su lugar a los pocos meses de haber llegado al mundo. En el caso de que esto no suceda, puede ser necesario recurrir al urólogo en Monterrey para realizar la ubicación mediante una intervención quirúrgica.

Además de que evidentemente el testículo no estará ubicado en su lugar, las personas con esta anomalía pueden presentar problemas como inflamación en los ganglios linfáticos de la ingle e infertilidad en su vida adulta.

Vejiga neurógena

Los niños que padecen este problema tienen dificultades para controlar su vejiga debido a una afección cerebral, en la médula espinal u otras partes del sistema nervioso.

Para que la vejiga contenga la orina de forma efectiva, es necesario que varios músculos y nervios trabajen en conjunto de forma correcta. Si alguno de los músculos o nervios se ve afectado por una lesión o enfermedad, es posible que se encuentren con dificultades para tensionar y relajar los músculos en el momento adecuado.

Algunas causas de este problema en los niños pueden ser:

  • Espina bífida.
  • Trastorno de hiperactividad y déficit de atención.
  • Tumores en el cerebro y la columna vertebral.
  • Lesiones en la médula espinal.
  • Deficiencia de vitamina B12.
  • Daño neurológico.

Entre otros padecimientos. Lo importante es tener en cuenta las causas para comenzar el tratamiento adecuado de urología Monterrey.

Cálculos renales

En los últimos tiempos se ha hecho más común que los niños desarrollen cálculos renales, por lo que es algo que debe tenerse presente. Puede, incluso, afectar a niños recién nacidos, principalmente aquellos que nacen de manera prematura.

Cuando algunos minerales y otras sustancias que se encuentran en la orina no se deshacen de manera adecuada, se unen y terminan por formar un cálculo duro en el tracto urinario. También pueden formarse por el déficit de algunas sustancias en la orina que ayudan a prevenir la formación de cálculos.

Es posible que, durante mucho tiempo, los cálculos que se forman en los niños pasen desapercibidos al no presentar sintomatología. Pero, si un cálculo comienza a descender a través del tracto urinario, es posible que se generen síntomas como:

  • Náuseas y vómito.
  • Dolor en la espalda, el abdomen o los costados.
  • Dolor y molestias en la ingle.
  • Dolor de estómago.
  • Ardor y dolores al miccionar.
  • Sangrado en la orina.
  • Infecciones urinarias.

Con el objetivo de ayudar a la expulsión de los cálculos renales, en urología Monterrey se realizarán diversos tratamientos. Además de esto, se brindarán recomendaciones y cuidados específicos tanto para expulsar los cálculos como para controlar el dolor.

Si sus niños presentan síntomas de alguna de estas enfermedades urológicas, soliciten su cita con el Dr. David Fernández escribiéndonos a través del WhatsApp +52 (81) 2466 6018.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Abrir chat